logo aupacar
AupaCar

Más que un taller mecánico Somos tu centro integral del automóvil

Contact Us
info@aupacar.com
958 16 58 45
Carretera Bailén-Motril, 119, 18620 Alhendín, Granada
09:00 - 14:00 / 16:00 - 20:00
958 16 58 45

¿Por qué debes pulir los faros de tu coche y cómo hacerlo?

¿Por qué debes pulir los faros de tu coche y cómo hacerlo?

¿Tu coche ilumina poco a consecuencia de la suciedad incrustada en los faros? Tranquilo, en este artículo vamos a contarte cómo debes pulir los faros de tu coche, pero sobre todo, porqué debes hacerlo para que tu automóvil luzca bonito y por supuesto, ilumines más y veas mejor.

Los síntomas que nos indican que debemos limpiar los faros de nuestro coche es la aparición de una capa de suciedad blanquecida que impide que el faro ilumine correctamente con lo que dificulta nuestra conducción, en especial, de noche y por carreteras pequeñas y con muchas curvas.

Los faros con el paso del tiempo sufren un desgaste a consecuencia de varios factores, el paso del tiempo, la lluvia, la suciedad y el barro acumulado en las juntas y en el exterior, además de también los bichos e insectos que se quedan incrustados cuando conducimos mucho tiempo y no los eliminamos.

¿Cómo pulir los faros de tu coche?

Antes de contarte como debes proceder para limpiar y eliminar toda la suciedad de los faros de tu coche debes saber un par de cosas. Lo primero que debes saber es que el rendimiento lumínico de tus faros, es decir, cuanto de bien iluminan depende en gran medida de la correcta limpieza y mantenimiento de los mismos.

El segundo aspecto que debes conocer es que la limpieza de los faros depende en gran medida del material del que están compuestos. La mayoría de los coches, sobre todo, los antiguos montan faros fabricados con policarbonato, es decir, plástico de toda la vida. Lo bueno que tiene este plástico es que es muy duradero y aguanta bien el paso del tiempo, además que una vez pulidos da un muy buen resultado.

El problema es que se ensucian con facilidad y se vuelven opacos y blancos con el paso del tiempo. Otro aspecto que muchas veces no le damos importancia es el efecto del sol y sus rayos que afectan no sólo a la carrocería, sino a otros elementos como los faros, las ruedas, etcétera.

Con esto te queremos decir que tengas cuidado una vez que los limpies y trates de exponer lo menos posible tu coche a los efectos de los rayos ultravioleta. Y una vez sabes estas dos cosas es momento de que te contemos cómo pulir los faros de tu coche.

Para ello tienes dos posibilidades, la primera hacerlo tú mismo o bien ir a un taller y que te lo haga un profesional. Si bien es cierto que es una operación sencilla y barata que nos puede costar alrededor de unos 40 o 50 euros en función de cada taller mucha gente prefiere ponerse manos a la obra y hacerlo ellos mismos. Y es que además de no requerir demasiados conocimientos ni contar con herramientas complicadas podemos conseguir un resultado muy bueno y casi comparado al pulido de faros de coche que hagan en un taller.

Antes de explicarte todos los pasos necesitas saber cuáles son los materiales que vas a necesitar para pulir los faros de tu coche.

Los materiales para el pulido de faros de coche son los siguientes:

  • Paños de microfibra. Es importante usar paños de este material que no dañan el plástico ni rayan. Los puedes encontrar a la venta en grandes almacenes, a través de internet, en gasolineras e incluso en algunos talleres también tienen a la venta este producto. El mundo de los paños es más complejo de lo que piensas y es que hay paños de limpieza, de pulido, para encerar el coche, para el secado de la carrocería, paños multiusos. Nuestro consejo es que tengas dos para el pulido, uno para la limpieza que puede ser multiusos y otro para secar.
  • Pulimento especial. Existe pulimento de muchas clases según lo que quieras pulir. Y es que no es lo mismo pulir pintura en la carrocería que los plásticos de los faros. Por ello, elige un pulimento para plásticos y faros.
  • Cinta carrocera. Si no tienes cinta carrocera puedes comprar cinta adhesiva de pintor o de electricista, pero por menos de dos euros puedes encontrar fácilmente esta cinta en la tienda de los chinos o en la ferretería de tu barrio.
  • Papel de lija. Te aconsejamos que compres papel de lija muy fino para limpiar las pequeñas irregularidades, sobre todo, en los bordes curvos de los faros. Si tienes una máquina de lijar puedes prescindir del papel de lija, aunque como te indicamos el papel fino funciona muy bien en los bordes curvos del faro.
  • Bote o spray de barniz. El barniz es para dar una película y protección final. Dejamos a tu elección si optas por aplicar una capa.

Pulir los faros del coche de forma manual

Antes de nada que sepas que el pulido de los faros de tu coche lo puedes hacer una y otra vez ya que el plástico es un material que se puede pulir muchas veces y no se deteriora tanto como la pintura. El problema es el tiempo y el esfuerzo, por eso mucha gente opta por llevarlo a un taller o por comprar una pulidora ya que lo que a mano nos cuesta media hora o más, con una lijadora lo hacemos en menos de 5 minutos.

Para pulir, es necesario limpiar con agua y jabón los faros. Lo puedes hacer con los faros montados o si quieres desmontar. Nuestra recomendación es que no te compliques la vida y lo hagas con los faros puestos. Y es que en según qué modelos de coche es un coñazo montar y desmontar los faros de nuestro coche, en especial, los traseros.

Una vez hemos limpiado los faros debemos enmascarar las zonas cercanas a los bordes para no manchar la carrocería. Esto lo haremos con cinta de carrocero. A continuación, cogeremos una lija y quitaremos los restos que tenga el plástico. Así, quitaremos la capa exterior mateada, pero no te preocupes, la puedes volver a recuperar con barniz una vez acabes de pulir los faros.

Después de lijar es momento de aplicar la cera o el pulimento en un paño y comenzar a frotar. Aquí se trata de imitar al chico de Karate Kid y encerar y pulir una y otra vez hasta que estén totalmente limpios. Ya te advertimos que lleva tiempo y te acabarán doliendo las muñecas de frotar. ¡Paciencia, si te duele, para un poco y vuelve a la carga!

Una vez acabes de encerar usando una pasta de cera especial para coches debes aplicar un sellador de rayos ultravioleta para evitar el daño del sol en los faros. Una vez acabes de pasar esta pasta y encerar es momento de esperar un rato y aplicar con un bote una capa de barniz. Lo recomendable es esperar unas 24 horas por si quieres echar una capa más.

Por cierto, es recomendable que hagas esto en un garaje o superficie cerrada. Lo decimos no vaya a ser que llueva, o bien el polvo y la contaminación estropeen el proceso. Si no tienes garaje o no puedes hazlo de noche y en una zona apartada con pocos coches para que los faros sequen una vez has acabado.

Pulido de los faros del coche usando una lijadora

El procedimiento con una lijadora es lo mismo que el manual, pero más rápido y sencillo. Además, lo bueno es que puedes usar la lijadora para encerar y lijar. Eso sí, ten cuidado al fijar el paño y que no se te escape. Si usas una lijadora calcula que te puede llevar en torno a unos 10 minutos hacer los dos faros mientras que si lo haces a mano igual te lleva más de media hora cada uno de ellos.

Y eso es todo. Esperemos que te haya quedado claro y sepas todo sobre el pulido de los faros de tu coche. Y si ves que es muy difícil, que para nada lo es, puedes acudir a un taller como AupaCar que por poco dinero te dejamos unos faros limpios y brillantes.

 

No Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.