logo aupacar
AupaCar

Más que un taller mecánico Somos tu centro integral del automóvil

Contact Us
info@aupacar.com
958 16 58 45
Carretera Bailén-Motril, 119, 18620 Alhendín, Granada
09:00 - 14:00 / 16:00 - 20:00
958 16 58 45

Niveles SAE de conducción autónoma, ¿qué son y cómo te afectan?

Niveles SAE de conducción autónoma, ¿qué son y cómo te afectan?

En anteriores artículos os hemos hablado del futuro del coche, en especial, os hemos comentado cuáles son las complicaciones de TESLA para competir en el mercado del coche eléctrico y en qué consiste el coche autónomo. Precisamente, en el post de hoy os explicaremos todo lo referente a los niveles SAE de conducción autónoma, ¿qué son y cómo te afectan?

Para entender qué son los niveles SAE primero os detallaremos en qué consiste un coche autónomo y la importancia de los coches eléctricos ya que se supone que estos vehículos son la clave del coche del futuro, coches eléctricos autónomos y no conducidos por el ser humano.

¿Qué son los niveles SAE de conducción autónoma y cuántos hay?

Los niveles SAE de conducción autónoma vienen determinados por la Sociedad de Ingenieros de la Automoción que viene del acrónimo inglés, SAESociety of Automotive Engineers. Esta asociación se encarga de regular la movilidad de la automoción, la industria aeroespacial y las actividades que tienen que ver en el desarrollo, diseño, fabricación y construcción de todo tipo de vehículos.

Su misión es desarrollar una serie de estándares internacionales tanto para coches, como camiones, barcos y aviones y para ello tiene en cuenta los factores humanos, las normas ergonómicas y el desarrollo de patentes. Además, tienen otros objetivos como:

  1. Clasificar los 6 niveles de automatización de conducción desde automático a automático 100 %.
  2. Definir una base de clasificaciones y niveles en aspectos tecnológicos.
  3. Describir todas las acciones para el desarrollo de los niveles de una forma progresiva y nivel a nivel.
  4. No provocar confusiones y conseguir un marco o referente para la industria y el mercado de la automoción internacional.
  5. Erradicar toda la información inútil e integrar toda la información proveniente de diferentes áreas como la ingeniería, legal, medios de comunicación, etcétera.
  6. Educar a la sociedad y explicar a los conductores y empresas cada nivel.

Para conseguir lo anterior, el SAE tiene en cuenta cuatro aspectos fundamentales que influyen en la conducción y son los siguientes:

  • La parte que se ocupa del movimiento que lo puede hacer una máquina, es decir, el propio coche a través de un sistema interno propio y el usuario o conductor.
  • El sistema detector y que es capaz de responder ante problemas y emergencias. El nombre dado por la SAE es el de OEDR.
  • Las condiciones específicas que afectan a la circulación y conducción. Estas van desde fenómenos climatológicos y geográficos al tráfico, la velocidad del resto de coches y el tráfico. De esta forma, el sistema de conducción autónoma es capaz de reaccionar cuando suceden cosas como un retraso por semáforos verdes, es capaz de actuar con niebla, con nieve e incluso si el GPS no se activa y falla.
  • Finalmente, el cuarto apartado que influye en la conducción es el sistema backup o de seguridad. Es decir, es un sistema que está para casos de emergencia y cuando falla el resto de condiciones para su funcionamiento, bien sea la máquina o el ser humano.

Estos cuatro aspectos junto al movimiento son los que determinan los 6 niveles establecidos por el SAE que os explicaremos a continuación:

Nivel 0. La conducción no tiene nada automatizado:

Es decir, el conductor lo hace todo, desde frenar, señalizar, aparcar y acelerar.  Es el nivel más básico y en el que el ser humano tiene un control total de sus acciones sobre el coche.

Nivel 1. Asistencia del conductor:

En este nivel ya existe algo de automatización y ayuda al conductor. Esta puede venir en forma de que el vehículo toma control del volante o dirección, de los pedales, pero nunca de los dos a la vez. En esta clasificación entran los coches adaptados con el sistema de velocidad adaptada y los sistemas que nos ayudan a mantener el carril.

Nivel 2. Automatización parcial:

El automóvil maneja sistemas como el volante y los pedales, pero siempre bajo la supervisión del conductor y este siempre puede recuperar el control si detecta objetos y problemas a los que el coche no es capaz de responder como tráfico, un accidente, etcétera. En el caso 0, 1 y 2 el conductor es responsable de controlar todo el entorno y lo que sucede alrededor, desde el tráfico, el tiempo, la carretera, el resto de coches, etcétera.

Nivel 3. Automatización de conducción condicional:

En esta categoría entran en funcionamiento la velocidad constante, el asistente de conducción, tecnologías como el aparcamiento automatizado o el mantenimiento en un carril a una determinada velocidad. Sin embargo, para todos ellos se necesita que el conductor siempre debe estar listo y atento para asumir esas funciones si así solicitara el vehículo o algún imprevisto. Dicho de otra forma, el conductor debe estar al tanto de lo que hace el coche y listo para actuar en caso necesario.

Un ejemplo sería el Autopilot del fabricante TESLA en el que el conductor puede intervenir siempre que sea necesario.

Nivel 4. Automatización de conducción alta:

El automóvil maneja y conduce el coche casi por completo, pero no en todos los entornos ya que se exceptúa la climatología adversa como niebla, nieve, tormentas, etcétera. En cuanto sea posible que el coche pueda volver a coger el control el conductor debe activar la conducción automática. En la actualidad marcas como Uber y Volvo, lo usan, la primera en sus taxis y la segunda en algunos modelos.

Nivel 5. Automatización de conducción completa:

Este sistema como dice el nombre es el último nivel y aquí el conductor es poco menos que un mero espectador ya que el coche hace todo el trabajo, desde aparcar, frenar y responder a cualquier evento y peligro. El sistema es independiente y se pueden prescindir de los elementos de control como el volante y los pedales.

Un ejemplo de estos coches sería el modelo de Google, el concepto parcial de Volkswagen el Vizzion o el BMW i3 mostrado en la feria del Mobile World Congress (MWC) de este 2018.

Esperemos que con este artículo os haya quedado claros los niveles SAE y es que no era tan difícil, ¿a qué no? Si queréis seguir informados del mundo del automóvil no dejéis de leer nuestro blog del automóvil.

 

No Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.