logo aupacar
AupaCar

Más que un taller mecánico Somos tu centro integral del automóvil

Contact Us
info@aupacar.com
958 16 58 45
Carretera Bailén-Motril, 119, 18620 Alhendín, Granada
09:00 - 14:00 / 16:00 - 20:00
958 16 58 45

¿Cuáles son los errores que cometemos al volante? Conoce los fallos más comunes

¿Cuáles son los errores que cometemos al volante? Conoce los fallos más comunes

Conducir es una tarea que requiere todos los sentidos y la máxima concentración. Llevamos en nuestras manos un arma de matar, sobre todo, si vamos a gran velocidad. Mejorar nuestra forma de conducir está en nuestras manos, pero primero debemos conocer cuáles son los errores que cometemos al volante.

A continuación, te contamos los fallos más comunes, que seguro que alguno cometes para que tomes nota y lo evites en la medida de lo posible.

Errores que cometemos al volante

Antes comentábamos la importancia de prestar la atención al volante y vamos a explicar las razones. Concienciar a la gente del peligro al volante es uno de los objetivos de las autoridades como la DGT, la guardia civil y el gobierno que hace unos años implantaron el carné por puntos para reducir el número de muertes que se producen por carretera.

Las cifras no mienten, el número de muertes causadas por accidentes de coches es la primera causa de muerte entre los jóvenes. Y es que entre los años 2004 y 2013 murieron 62.000 en accidentes de tráfico en toda Europa. Para entender las altas cifras de fallecimiento entre los jóvenes, primero debemos entender cuáles son las causas que los provocan.

Según una encuesta realizada por la marca Ford, se descubrieron los siguientes resultados:

  • De un total de 6.500 conductores jóvenes, un 57% superó en alguna ocasión los límites de velocidad.
  • Casi la mitad de los conductores jóvenes, en concreto, un 43% envío alguna vez un mensajes de texto o un WhatsApp mientras conducía.
  • Alrededor de un 16% no llevaba puesto el cinturón de seguridad.
  • El 13 % de los conductores condujo después de beber alcohol.
  • Y lo más grave, es que un 11 % estaba viendo vídeos o series de televisión en vez de prestar atención a la conducción.

Una de las errores más graves sin duda son el alcohol y las drogas. Estas dos cosas representan uno de los grandes peligros para los conductores ya que merman nuestras capacidades a la hora de coger el volante. El problema viene cuando además de poner en riesgo nuestras vidas también lo hacemos con las de los demás.

Aunque el alcohol y las drogas son factores de peligro de sobra conocidos existen otros errores que cometemos al volante que parecen nimiedades, pero que también les debemos prestar atención.

Por ejemplo, conducir con la música a todo volumen nos distrae de todo lo que pasa fuera del vehículo, además de lastimar los oídos y afectar nuestros reflejos a consecuencia del aislamiento con el exterior. Imagina que un coche inicia un adelantamiento y te pita para avisarte, o usan los pitidos para indicarte una parada o una maniobra, si llevas la música a tope seguro que no te enteras. O sea que ya sabes, baja un poco el volumen y presta más atención.

Dejar el pie en el embrague es otras de las costumbres que tienen muchos conductores. Este es un problema que afecta a la salud de nuestro coche, y es que tener el pie todo el rato pisando el embrague lo único que conseguirá es que desgastemos esta pieza y tengamos que pagar una reparación que podemos evitar quitando el pie del mismo.

También existen otros fallos comunes como llevar la mano y el brazo fuera del volante, por ejemplo, apoyada en la ventanilla o en la palanca de cambios. El volante es un elemento que necesita las dos manos para maniobrar y debemos tener siempre, o al menos, la mayor parte del tiempo las dos manos para agarrar firmemente el volante y no sufrir riesgo de accidente.

No usar los espejos retrovisores también es otro error común. Esto junto con el poco uso de los intermitentes pone en riesgo nuestra seguridad y la de los demás. Los espejos retrovisores nos indican las maniobras que hacen los otros conductores, al igual que los intermitentes, las luces de posición y demás indicaciones.

Otro error muy común es conducir cómodo, por ello, nos referimos a llevar puestas zapatillas, chancletas o ir descalzo. Ni podemos, ni debemos conducir así, primero corremos el riesgo de recibir una multa y segundo es obligatorio llevar un calzado normal.

Otro fallo es el uso del gps o de dispositivos electrónicos al volante. Totalmente prohibidos.

Finalmente, toca recordar la obligación de que todos los que pasajeros deben ponerse el cinturón de seguridad, tanto los de delante como los de detrás, excepto en aquellos coches donde no viene de serie. Ya verás cómo en caso sufrir una frenada inesperada agradecerás habértelo puesto. Y lo mismo sucede con nuestras mascotas, que deben ir sujetas con arneses o en un trasportín para que no puedan provocar accidentes.

¿Cuáles son los factores de riesgo que afecta a la conducción?

Lo indicamos al comienzo, pero no nos cansaremos de decirlo, los accidentes en la carretera son la única causa de fallecimiento laboral que aumentó en 2016, con 204 personas fallecidas. Esta cifra representa un incremento del 18% con respecto al 2015. Y es que durante el 2016 la causa laboral que se incrementó fueron los accidentes de tráfico.

Entender cuáles son los principales factores de riesgo que afectan a la conducción es una de las mejores formas de evitar los accidentes.

Tenemos que tener en cuenta que la siniestralidad vial en carretera tiene un gran componente de fallos humanos, pero además hay otros aspectos que también afectan como son el estado de la carretera, el vehículo, las infraestructuras como carreteras, en especial, vías secundarias mal asfaltadas, aunque tampoco se salvan las regionales y nacionales.

Finalmente, el último factor de riesgo es la climatología y cuándo conduzcamos. Y es que no es lo mismo conducir de noche con lluvia o con nieve, que de día con sol y todo despejado.

En cuanto a los fallos humanos, los principales aspectos es la incompatibilidad del alcohol y las drogas a la hora de coger el coche. Sin embargo, a veces nos olvidamos de otros aspectos como aparición de la fatiga en los desplazamientos, sobre todo, si superamos las dos horas seguidas de conducción o más de 200 kilómetros.

Lo ideal en estos casos es parar y estirar las piernas, así como consumir bebidas refrescantes, tomar el aire o un café, en definitiva, se trata de activarnos para que no nos distraigamos al volante. ¿ Qué te han parecido estos errores que comentemos al volante ? A que seguro que alguna vez has cometido alguno, comentánoslo más abajo y dinos cómo se pueden evitar.

Y recuerda, visitar nuestro blog para estar informado de todo lo relacionado con el mundo del motor.

No Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.