logo aupacar
AupaCar

Más que un taller mecánico Somos tu centro integral del automóvil

Contact Us
info@aupacar.com
958 16 58 45
Carretera Bailén-Motril, 119, 18620 Alhendín, Granada
08:00 - 14:00 / 16:00 - 20:00
958 16 58 45

¿Cómo escoger el mejor seguro para tu coche?

¿Cómo escoger el mejor seguro para tu coche?

Hoy en día raro es la familia que no posea un coche o un vehículo. Ahorrar en el pago del seguro es una de las mejores formas para evitar los gastos adicionales derivados de tener un coche. Por ello, te vamos a desvelar algunos trucos para saber cómo escoger el mejor seguro para tu coche. ¿Quieres saber más detalles? Entonces sigue leyendo.

¿Cómo escoger el mejor seguro para tu coche y pagar menos?

Como comentábamos antes, los gastos que ocasiona un coche a final de año son muy numerosos. Al seguro debemos añadirle otros gastos adicionales como por ejemplo, los impuestos correspondientes (matriculación, ITV, circulación y rodaje cuyo precio final varía en función de la edad, de la Comunidad Autónoma o lugar donde residas) y las averías que se puedan producir a lo largo de la vida útil de nuestro coche.

Se calcula que el ahorro a final de año puede variar según la póliza puede llegar a más de 700 euros. Pero, ¿cómo es posible esta diferencia? Evidentemente, cada coche y seguro es un mundo, no vale lo mismo un seguro a todo riesgo en un coche nuevo que un seguro a terceros en un vehículo de más de 15 años.

Además de las características del coche, debemos tener en cuenta otros aspectos como quién va a ser el conductor, algo tan secundario como el color del coche o el lugar de residencia, así como el lugar donde dormirá nuestro vehículo (calle o garaje).

Todos estos aspectos vienen incluidos en nuestra poliza y delimitan el precio final. Aunque, como siempre, podemos pactar con el seguro cuáles son los servicios que queremos contratar. A continuación, te damos más detalles sobre el seguro que más te conviene.

¿Seguro a terceros o a todo riesgo?

La situación de cada conductor depende de lo que queramos contratar, el precio que estemos dispuestos a pagar y el coche que tengamos. En líneas generales hay dos clases de seguro, a todo riesgo y a terceros. Aunque bien es cierto que si añadimos ciertos servicios y productos a algunos seguros a terceros podemos llegar a tener las mismas prestaciones que uno a todo riesgo.

La diferencia está en la prima que se pueda pagar, el precio final y saber si la póliza tiene algún plus o servicio añadido que suba el precio. Los expertos en seguros afirman que lo más adecuado es no contratar un seguro a todo riesgo a partir de cierta edad.

Teniendo en cuenta que el coche es un producto que va perdiendo valor cada año, en torno a un 10 % aproximadamente (varía en función de la marca, modelo y a quién se lo vendamos) debemos pensar en cambiar la forma de seguro a los 5 años.

Es decir, a todo riesgo en caso de que sea nuevo y tenga uno, dos o tres años (máximo hasta 5) y una vez pasada esta frontera deberíamos contratar uno a terceros.

En cuanto a los seguros existen las siguientes clases de pólizas:

  • A terceros. Es el más barato y el que tiene la mayoría de la gente. Lo malo es que sólo nos cubre los daños ocasionados a terceros en caso de un siniestro y siempre que seamos responsables del mismo.
  • La póliza a terceros se puede ampliar con otros servicios. Por ejemplo, lunas, incendio y robo son productos que se pueden añadir a esta clase de terceros ampliado.
  • Finalmente, nos queda la póliza a todo riesgo. En este caso, los conductores pagan más pero tienen una cobertura casi completa. La diferencia con el seguro a terceros es que se incluyen los gastos propios de nuestro coche. Es decir, si tenemos un golpe y somos culpables tendremos derecho a que nos reparen nuestro vehículo. Eso sí, en función del golpe, el número de partes y los años sin siniestros nos subirá el precio cada año o no, todo depende de nuestra compañía.
  • Dentro de las pólizas a todo  riesgo también se incluyen las que tienen una franquicia. Es decir una cifra que abonarás en caso de siniestro y el resto corre a cargo de tu compañía. Esta franquicia puede ser de 100, 200 o 300 euros o más dependiendo de cada póliza. Lo bueno es que reduce el precio final, lo malo es si tienes muchos golpes o siniestros y tienes que pagar esta cantidad varias veces igual no te compensa.

¿Cuántas clases de compañías aseguradoras existen?

Al igual que existen muchas clases de seguro también hay diferentes compañías. A grandes rasgos se dividen de la siguiente forma:

  • Las aseguradoras tradicionales.
  • Las de venta directa.

Pero, ¿cuál es la diferencia entre ambas? Principalmente, la forma de operar y la relación que tienen con sus clientes. Por ejemplo, las aseguradoras de toda la vida en las que entran compañías de la talla de Mapfre, AXA, Generali, Allianz, Reale o Pelayo venden sus productos a través de sus redes de oficinas propias que tienen por todo el territorio nacional.

En ellas tienen agentes que te ofrecen ayuda, asesoramiento personalizado o incluso la posibilidad de hacer presupuestos personalizados en función de tus necesidades. Es decir, operan de forma personal ya que tienen oficinas en la mayoría de las ciudades. Además, también tienen peritos y alianzas con diferentes talleres dónde puedes llevar tu coche a reparar o para proporcionar servicios como un coche de sustitución, grúas, etcétera.

En cambio, las de venta directa funcionan de forma totalmente diferente ya que no tienen oficinas tan repartidas y lo hacen todo de forma telemática y por teléfono. La clave es que te ofrecen un precio más barato que las otras ya que no tienen oficinas ni operadores y se ahorran esos gastos en forma de precios más baratos.

Dentro de estas compañías están compañías de seguros como Direct Seguros o Bolumba que como hemos dicho antes tienen precios mucho más baratos que las tradicionales.

Sin embargo, algunas operadoras de toda la vida como Mapfre o Axa han entrado de lleno en el mercado creando sus propias operadoras de venta directa. Por ejemplo, Mapfre creo Verti, Liberty Seguros hizo lo mismo con Génesis y también Allianz con Fénix Directo.

El modelo de negocio de estas compañías es un trato directo con el cliente sin el uso de intermediarios. Es decir, se aprovechan de las ventajas de las nuevas tecnologías para comunicarse a distancia con los clientes y eliminar el proceso de hacerlo cara a cara. Para ello te dan varias formas de contratarlas, mediante llamada telefónica, a través de inscripción en la web o bien, en algunos casos, donde haya oficina de forma personal (esto último ocurre sólo en grandes ciudades).

Las primas de estas compañías son más baratas y flexible y nos facilitan los pagos, desplazamientos y tiempo perdido yendo y viniendo a la oficina. Es útil para gente joven que está informada y no tiene miedo de operar a través de internet. Aunque es accesible para personas mayores, muchas de ellas prefieren la atención personalizada incluso pagando un poco más.

Todo depende de lo que necesitemos. Pero ten en cuenta una cosa, el precio no debería ser el aspecto más determinante en nuestra decisión final. La clave es elegir una póliza que se ajuste a nosotros y no al revés. Para ello debemos tener en cuenta estos aspectos:

¿Cómo escoger el mejor seguro para tu coche?

Todo depende de nuestras necesidades, gustos y sobre todo de nuestro coche. Lo primero es que valores qué clase de perfil eres y si necesitas una compañía tradicional o te da igual y prefieres de venta directa. Además, debes pensar en la clase de póliza que quieres. Piensa que si dejas el coche en la calle siempre es bueno que tengas la cobertura de lunas y robo. ¡La decisión es tuya!

Finalmente, también debes consultar el precio, la atención y los servicios. Y por supuesto, cuántas personas van a conducir el coche. Evidentemente, no vas a pagar lo mismo si conducen tus hijos que si los dos conductores principales sois tú y tu pareja con bastantes años de carné.

¡No pagues más de la cuenta!

Para elegir el seguro existen varias páginas que hacen comparativas online. Puedes acudir a ellas para encontrar el seguro que mejor se adecúe a ti. Basta con poner en Google comparativa de seguros y ya las encuentras.

Esperamos que con estos consejos sepas cómo escoger el mejor seguro para tu coche. Desde AupaCar esperamos que no tengas ningún siniestro y en el desafortunado caso que lo tengas acudas a nosotros para reparar tu coche.

¡Recuerda, queremos ser tu taller de confianza y por eso te ofrecemos todas las noticias del mundo del motor en nuestro blog!

No Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.