logo aupacar
AupaCar

Más que un taller mecánico Somos tu centro integral del automóvil

Contact Us
info@aupacar.com
958 16 58 45
Carretera Bailén-Motril, 119, 18620 Alhendín, Granada
09:00 - 14:00 / 16:00 - 20:00
958 16 58 45

Consejos para calcular el presupuesto de una reparación en un taller mecánico

Consejos para calcular el presupuesto de una reparación en un taller mecánico

Tanto si acabas de recibir un golpe en el coche o en el caso de que tengas una avería o imprevisto, sin duda lo primero que te pasa por la cabeza es, ¿cuánto tiempo tendré el coche parado y cuánto me va a costar la bromita? ¡No te preocupes! en el artículo de hoy te vamos a contar cómo calcular el presupuesto de una reparación en un taller mecánico con una serie de consejos y medidas para que sepas con exactitud cuánto pagar y cuándo tendrás tu coche disponible.Lo primero de todo es conocer tus derechos y obligaciones como conductor y dueño de un coche. Además, tendrás que tener en cuenta el tipo de avería, los años que tiene el coche y otros detalles que afectan a la reparación como servicios que incluya tu seguro. O sea que toma nota que ésto te interesa.

Conoce tus derechos

La mejor defensa es un buen ataque, con esto queremos decir que lo mejor para evitar pagar de más o no tener problemas con el taller mecánico es conocer tus derechos de antemano para poder reclamar en condiciones. Y es que no hay mejor forma que sabiendo todo lo necesario, bien sea para una revisión periódica, una accidente que haya causado alguna avería grave o sencillamente tener que pasar la ITV.

En todo caso, y en función de la gravedad de la avería, seguro que te haces las siguientes preguntas: ¿cuánto me va a costar la reparación?, ¿cuánto tiempo voy a tener el coche parado?, ¿es de confianza el taller o me pueden incluir algún cargo o servicio extra sin avisar?

Antes de nada, firmar el presupuesto es tu mejor garantía. De esta forma, ningún taller a donde lleves tu coche podrá realizar nada que no hayas solicitado. Y es que ante cualquier imprevisto, defecto o problema que pudiera surgir tienes un papel firmado (presupuesto) que establece claramente las condiciones de reparación.

O sea, que si pagas algo a mayores que no hayas firmado puedes protestar y conseguir una cancelación. La mejor forma de actuar en este caso es avisar al taller de que si sucede algún imprevisto, avería, sustitución o colocar alguna pieza es que te avisen. Y no vale la excusa de que te llamaron y no les cogiste, deben hablar contigo e informarte de todos los cambios a posteriori.

En caso contrario, puedes negarte a pagar los servicios extra y denunciarlo. Pero vamos por partes, todos los talleres tienen la obligación legal de facilitar un presupuesto de reparación que debe estar formalizado por escrito. Este documento debe ser realizado por duplicado, una copia es para el taller y otra para el cliente.

¿En qué consiste un presupuesto?

El presupuesto, también se conoce por el nombre de resguardo de depósito, es un documento que tiene una vigencia mínima de doce días desde la realización del mismo. En este papel se refleja que dejas el coche para elaborar un presupuesto y las especificaciones de la avería o reparación mediante un desglose detallado de todas las operaciones que se van a realizar, el coste de las mismas, así como las piezas, mano de obra, impuestos, etcétera.

Un consejo, comprueba que los datos son correctos por si acaso necesitas realizar una reclamación o sencillamente para que se pongan en contacto contigo no vaya a faltar el número de teléfono. A mayores es conveniente pedir un presupuesto detallado con el coste de las piezas, la mano de obra y demás elementos necesarios.

De esta forma, evitas la inclusión de servicios adicionales. Para la detección de averías o piezas rotas el taller tiene un plazo de 2 días para avisarte. En caso de que rechaces el presupuesto deberás pagar el tiempo de la mano de obra necesaria para detectar la avería. ¡Recuerda, este papel caduca a los 12 días hábiles!

¡Ten cuidado con la letra pequeña!

A veces en el resguardo de depósito aparece una nota, en general de tamaño más pequeño, en la que se especifica que el cliente renuncia al presupuesto previo. Esto tiene truco y no es a favor del cliente. A menos que el taller sea de confianza no lo firmes. La razón es que si lo haces estás permitiendo automáticamente al taller a realizar cambios de averías y piezas sin tu consentimiento. Por lo que te podrías llevar una sorpresa en forma de factura final y un precio abultado con el que no contabas.

Factores que afectan a la hora de calcular el presupuesto de una reparación en un taller mecánico

Existen ciertos aspectos que varían el precio final de una reparación y son los siguientes:

  1. Mano de obra.
  2. Plazos de entrega.
  3. Precio de repuestos.

A continuación, te los detallamos:

  • Repuestos originales. Tanto el precio por mano de obra como el de los repuestos marcan la diferencia en el precio final. La diferencia es que existen piezas originales y de segunda mano que suelen ser más baratas que las que recomiendan las marcas que suelen ser originales. Por ello, es importante determinar el origen de las mismas. En el caso de usar piezas de segunda mano el taller mecánico tiene la obligación de informarte del origen de las piezas y usarlas siempre con tu consentimiento. Algunos talleres te ofrecen la posibilidad de que compres tú mismo las piezas, aunque no todos los hacen por problemas de garantía y fallos con la pieza, por ello, si puedes, solicita la garantía de la pieza por si acaso. Finalmente debes saber que el taller nunca podrá colocar elementos usados en otras reparaciones y que tengan que ver con elementos de seguridad como los frenos, la dirección o la suspensión del vehículo.
  • Mano de obra y precio por hora. Posiblemente el factor más determinante a la hora de comparar precios entre diferentes talleres. En el presupuesto debe constar el coste por hora de trabajo y servicios concretos. De esta forma, podrás llevar el coche a varios sitios para comparar y saber cuál es el taller más barato. Por cierto, aunque no es obligatorio por ley tener un cartel visible de los precios, algunos talleres homologados colocan un papel con sus tarifas de mano de obra como de componentes y recambios, así como el precio de sus servicios.
  • Plazos de entrega. El mecánico o persona que te atienda debe decirte una fecha de entrega de tu coche y sólo en el caso de coches de sustitución informarte de su disponibilidad. Aunque puede que este servicio lo tengas con tu seguro, por lo que es mejor consultarlo con tu taller. Además, y según establece la ley el plazo de entrega por piezas nunca puede superar los 30 días. Así, en el caso de que el taller retenga tu coche durante más tiempo del necesario puedes reclamar los daños, costes y gastos añadidos como el traslado al taller y desplazamientos (taxi, vehículo de sustitución o similar).

Obligaciones del taller

  • Estar legalmente habilitados y clasificados para poder realizar un servicio como taller. Para ello deben tener una placa cuadrada metálica de color azul en el exterior del taller.
  • Obligación de tener una hoja de reclamaciones.
  • Firmar el presupuesto y dar una copia por duplicado.
  • Garantía de averías o reparaciones. La garantía de las reparaciones puede variar, pero el plazo mínimo es de tres meses o 2.000 kilómetros recorridos. En el caso de colocar alguna pieza nueva tendrá un plazo de garantía de dos años. Si durante el periodo de garantía se avería el vehículo en las partes reparadas, el taller debe arreglar gratuitamente el problema.
  • Entregar factura por escrito, firmada, sellada y desglosada.
  • El taller nunca podrá colocar elementos usados en otras reparaciones y que tengan que ver con elementos de seguridad como los frenos, la dirección o la suspensión del vehículo.

Derechos del cliente:

  • Exigir un resguardo de depósito o presupuesto firmado por ambas partes.
  • Realizar una queja o reclamación.
  • Verificar que el taller usa para la reparación sólo y exclusivamente piezas nuevas. Si utiliza piezas usadas debe informarte del uso de las mismas (excepto en aquellos elementos que sean de seguridad que debe usar piezas nuevas).
  • Puedes abandonar el taller en mitad de la avería o cuando quieras, eso sí, deberás abonar las tasas o trabajos realizados hasta el momento.
  • En caso de dudas, acudir a una asociación de consumidores.

Un último consejo, consulta siempre con tu taller el coste final del presupuesto para que en caso de que te llamen para informarte del precio y no aceptes no te cobren por la elaboración del mismo. De esta forma, te aseguras poder llevarlo a otro taller que sea más barato o sencillamente posponer la reparación. ¡Tú eliges!

En AupaCar te informamos de todo antes de cualquier avería o reparación para que no tengas ningún problema. ¡Y es que queremos ser tu taller mecánico de confianza! Para ello, te ofrecemos todos los servicios necesarios para el cuidado de tu coche, desde la limpieza interior y exterior hasta un cambio de ruedas o averías más graves!

No Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.