logo aupacar
AupaCar

Más que un taller mecánico Somos tu centro integral del automóvil

Contact Us
info@aupacar.com
958 16 58 45
Carretera Bailén-Motril, 119, 18620 Alhendín, Granada
09:00 - 14:00 / 16:00 - 20:00
958 16 58 45

¿Cuáles son las averías más comunes del verano y cómo evitarlas?

¿Cuáles son las averías más comunes del verano y cómo evitarlas?

El número de kilómetros de nuestro coche aumentan en verano a consecuencia del número de viajes que realizamos en esta época. Las vacaciones, los viajes a la playa o al trabajo se incrementan de forma considerable en verano, y es que esto provoca un mayor desgaste en nuestro coche, lo que puede provocar una visita al taller al aumentar los fallos y problemas. En este artículo, te vamos a contar las averías más comunes de los coches en verano y dar unos consejos para poder evitarlas.

Coches viejos y poco mantenimiento preventivo

Los coches españoles son los más viejos del continente. Y es que la edad media del parque español alcanza los 14 años, en cambio, en el resto de Europa no llega a los 10 años. Un dato revelador de la importancia de la edad de los coches es que Tráfico, afirma que los accidentes con más víctimas se producen en los coches antiguos con más de 10 años. Y es que el envejecimiento de los automóviles es una realidad, lo que provoca que el promedio de errores aumente y muchos de ellos no consigan pasar ni la ITV.

De hecho, la asociación AECA-ITV junto a la Dirección General de Tráfico (DGT) advierten del peligro que suponen estos coches para el resto de conductores. Y es que casi un 20 % de los vehículos no son capaces de pasar la ITV por la antigüedad. Los errores detectados en los coches viejos son mayores que en los nuevos a consecuencia de la edad. Visitar el taller mecánico y pagar un dineral se puede evitar con un mantenimiento y una revisión previa.

Precisamente, el nulo mantenimiento previo es otro problema que se junta con la edad, lo que provoca un coctel explosivo en las carreteras. El RACE advierte a los conductores de que la falta de mantenimiento provoca un aumento de las averías más comunes en verano, en especial, las baterías, los neumáticos, el motor y el alternador.

Para evitar las averías más comunes en verano es necesario una visita a tu taller de confianza y revisar de vez en cuando tu coche para evitar fallos menores. Recuerda, que el desgaste de los componentes mecánicos y el motor es mayor en verano a consecuencia de las altas temperaturas y el polvo que obtura las tuberías y manguitos.

Consejos para evitar las averías más comunes de los coches en verano

Para poder evitar los fallos y problemas que pueda tener nuestro coche es necesario conocerlas. Por ello, te vamos a citar cuáles son las averías más comunes en verano:

El consejo más repetido por los expertos y asociaciones como la DGT, RACE o AECA-ITV es revisar unos elementos de forma periódica. Algunos de ellos lo podemos hacer nosotros mismos, en cambio, otros elementos del coche deben ser revisados por un especialista o mecánico. Por ejemplo, uno de los que podemos comprobar por nosotros mismos son los neumáticos.

Este elemento se debe revisar como mínimo una vez al mes, sobre todo, en verano. Para ello debemos ver la presión y el estado de los neumáticos (recuerda que la profundidad del neumático o su huella no debe ser menor a 1,6 mm). La presión dependerá de cada coche y si no sabemos cuál es, lo mejor es consultar las especificaciones del fabricante en las instrucciones.

Un problema acusado del verano es que las reparaciones aumentan, de hecho, según informe realizado por Autingo (una plataforma que calcula el presupuesto de las reparaciones) afirma que las solicitudes superan el 200 % en verano. Antes comentábamos que el calor, el polvo y el aumento del número de viajes, por tanto kilómetros aumentan el desgaste y en algunos casos la rotura de ciertos elementos.

Antes de realizar un viaje largo debemos prestar especial cuidado al aire acondicionado. En especial, si vivimos en zonas del norte y lo usamos poco. Por ello, es fundamental revisar que funciona correctamente. En cambio, en el sur se usa más y es conveniente saber cuándo hace falta una recarga para que funcione a plena potencia. ¡Evita usarlo a alta potencia o al encender el motor, de esta forma, evitarás averías en el compresor o roturas de filtros!

Por último, uno de los elementos que podemos revisar nosotros mismos es el estado de los líquidos, en especial, el de frenos y el líquido refrigerante y el del limpiaparabrisas. Cuando compruebes los líquidos, echa un vistazo al estado de los parabrisas y comprueba el buen estado de las escobillas.

Elementos que más sufren en verano

Hay otros elementos como el motor, la válvula EGR que necesitan una visita al taller. Por ello, te contamos todo lo que debes saber sobre estas partes tan sensibles.

  • Válvula EGR. El verano es el mayor enemigo de este componente, esto es debido al aumento de las partículas suspendidas en el aire como la arenilla, polvo y grava que pueden entrar en la válvula y romperla por exceso de residuos internos. ¡Ten cuidado, por que su reparación es un poco cara y puede llegar a los 350 euros dependiendo del taller y la marca del fabricante!
  • Batería y alternador. A pesar de que la batería puede durar mucho tiempo (de 5 a 10 años, en función del coche y su desgaste) sufre en esta época a causa de las altas temperaturas que pueden provocar fallos internos. Un pequeño consejo es que lleves unas pinzas en el maletero y aprendas cómo usarlas. ¡Si no sabes, pide consejo a tu mecánico! Lo mismo sucede con el alternador que también sufre en exceso en verano. Lo mejor es no dejar el coche encendido durante mucho tiempo y evitar las altas temperaturas y un sobrecalentamiento del coche.
  • Termostato y electroventilador. Estas piezas son las responsables de controlar la temperatura y regular la cantidad de líquido refrigerante del motor. Una buena refrigeración impedirá roturas del motor y los temidos calentones del verano. Por ello, es conveniente la revisión de estos elementos. Además, reparar la primera pieza cuesta alrededor de 120 euros, en cambio, la segunda unos 300 euros apróximadamente. Estas piezas tan sensibles se pueden ver afectadas en verano por lo que debemos tener cuidado con ellas.
  • El motor sufre más en verano, pero en el coche existen otros pequeños motores como los de las ventanillas. Y es que cambiar una ventanilla cuesta poco, sin embargo, la parte mecánica y electrónica puede rondar los 200 euros. Por tanto, ten cuidado a la hora de abrir la ventanilla y no abuses de ella.

¿Y tú conocías las averías más comunes que le pueden pasar a tu coche en verano? Si quieres seguir informado del mundo de la automoción y los automóviles, no dejes de visitar nuestra web. Por cierto, si visitas nuestro taller para un cambio de aceite te regalamos un balón de playa para que disfrutes con tus hijos.

No Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aviso:

Nuestros servicios de taller y venta de neumáticos está temporalmente CERRADO.

Solo prestamos servicio de autolavado de vehículos