logo aupacar
AupaCar

Más que un taller mecánico Somos tu centro integral del automóvil

Contact Us
info@aupacar.com
958 16 58 45
Carretera Bailén-Motril, 119, 18620 Alhendín, Granada
08:00 - 14:00 / 16:00 - 20:00
958 16 58 45

Blog

5 motivos para comprar un coche automático y 5 para no hacerlo

En la vida existen debates como con cafeína o sin cafeína, desnatada o entera. Dentro del mundo del automóvil sucede algo parecido con la eterna discusión a la hora de comprar un coche automático y es que existe mucha gente que prefiere un coche de marchas o manual.

Por ello, en este artículo te vamos a contar 5 razones para comprar un coche automático y otras 5 para que no lo hagas.

5 razones para comprar un coche automático

Aunque existen mercados y países como EE.UU., Inglaterra, Japón o China donde la venta y el número de coches automáticos es similar al de comercialización de coches manuales, existen lugares como España donde los conductores y la gente prefiere conducir vehículos con cambio manual o de marchas.

Por ese motivo, si estás pensando en cambiar de coche y adquirir uno nuevo presta atención ya que te vamos a contar 5 ventajas de comprar un coche automático e igual cambias de opinión sobre ellos.

Comodidad ante todo

El primero de los beneficios de conducir un vehículo automático es sin duda la comodidad a la hora de conducir. Es la ventaja más característica de los coches automáticos y es que todo cambia cuando pruebas un coche por el que sólo te tienes que preocupar de encender, frenar, acelerar y poco más.

El coche y el motor hacen el resto, actúan de forma independiente sin que tengas que tocar nada. Y aunque para los conductores más puristas y clásicos que prefieren contar con un coche de marchas, la verdad es que los coches automáticos son un acierto y un gusto conducir por el mero placer de despreocuparte de una cosa menos.

Conducción por conductores de toda clase

Y es que si te paras a pensar cuantas veces habrás embragado, frenado, meter la marcha, quitar el pie del embrague y volver a colocar una marcha, en definitiva, una pesadilla para muchos conductores. Sobre todo para los conductores noveles y gente mayor que se ahorran un disgusto cada vez que cogen el coche.

Precisamente, éste es otro de los motivos que puede decantar la balanza para que compres un coche automático y es el tema de la facilidad de conducción para los noveles y gente mayor, entre otros.

Sin embargo, existen otros conductores que también verán una ventaja contar con solo dos palancas, el freno y el acelerador y no tener el dichoso embrague que tantos problemas provoca cuando estamos sacando el carné.

Estos conductores son personas que tienen alguna lesión en el pie como un esguince o alguna discapacidad y que solo puedan pulsar un pedal a la vez. Esta gente necesita adaptar el coche a sus necesidades y es posible que con el coche automático no tengan que hacer ninguna modificación.

Seguridad ante todo

Aunque parezca mentira la tercera razón para comprar un coche automático es el tema de la seguridad. Los coches automáticos son más seguros desde el momento en que liberas al conductor de realizar otra acción y esto permite que esté más atento al coger el volante.

Y es que a veces conducir en ciudades con gran tránsito y problemas de circulación donde la gente te pita a las primeras de cambio como Vigo, Granada, Madrid, Barcelona o Valencia puede resultar un estrés.

Por ello, alguna gente prefiere contar con un coche automático que les ayudará en la tarea de tener que cambiar y evitar situaciones como que se te cale el coche cuando el semáforo se pone en verde.

La seguridad al volante mejora con un coche que no se cala, cambia al instante y todo es más sencillo cuando cogemos el volante.

Menos consumo y contaminación

El motivo de que un coche automático consuma y contamine menos que uno normal es un poco subjetivo. Esto se debe a que el coche realiza todo el control de las marchas, lo que evita situaciones como acelerones en caliente, tener que cambiar demasiado tiempo o llevar una marcha que no corresponde.

Estas situaciones separadas provocan sin duda que un coche manual contamine tanto o más que uno automático, pero en realidad no es el coche sino el conductor y su forma de circular. Por lo que podemos afirmar que los coches automáticos mejoran la forma de conducir de las personas, evitan estas situaciones y contribuyen a minimizar situaciones como las anteriormente descritas que son las que provocan un aumento en el consumo y una mayor contaminación.

Y es que recuerda que usar marchas largas y no cambiar cuando no se debe provoca un aumento del gasto de combustible así como un incremento en la contaminación del coche.

Diferentes sensaciones

Igual este motivo no te ayuda a decidir comprar un coche automático, pero lo cierto es que la forma de conducción de un coche manual y otro automático no tienen nada que ver entre sí ya que son totalmente diferentes.

Mientras el primero tienes que estar atento en todo momento cuándo meter la marcha, cuándo embragar y quitar el pie del embrague, no sucede lo mismo con uno automático. Estos coches tienen una caja de cambios más rápida de lo que parece y las sensaciones son distintas.

Esto provoca que se piense que los conductores de coches manuales son personas que no disfrutan de la conducción, pero no tiene que ser así, todo lo contrario. Bien es cierto que en la conducción pura y dura se disfruta mucho más con un cambio manual, pero también no es menos válido que hay gente que prefiere no tener que preocuparse del embrague.

5  motivos para tener un coche manual

Las razones para tener un coche manual son las siguientes:

  • Conducción pura, el cambio manual te permite sacar todo el rendimiento al coche y hacer con él lo que quieras. Y es que aunque intentes acelerar y cambiar en un coche automático la diferencia es totalmente opuesta.
  • Conducir de forma económica. La gente que sabe llevar marchas largas, que reducen con el freno motor saben de lo que hablamos. Y es que los coches manuales te permiten exprimir las marchas al máximo, lo que se traduce en un menor consumo. Eso sí, no todo el mundo sabe ni quiere conducir de esta manera.
  • Mejor precio. La mayoría de coches manuales tienen un precio más económico que sus homólogos los automáticos.
  • Posibilidad de contar con dos cambios diferente, automático y manual. Existen coches que te permiten tener estas dos opciones mientras que los automáticos puros solo te dejan esa opción. De la otra forma, puedes seleccionar el modo de conducción que mejor te convenga según el momento, la carretera, climatología o cualquier otro factor que afecte a la conducción.
  • Cuestión de gustos. Lo cierto es que es una decisión muy personal y hay gente purista que prefiere los coches manuales a los automáticos por cuestión de gustos y para disfrutar de una conducción sin filtros.

¿Y tú que estilo de coches prefieres?, ¿manual o automático? Déjanos tu comentario más abajo que estaremos encantados de responder a tus consultas.

 

No Comments

Leave a Comment