logo aupacar
AupaCar

Más que un taller mecánico Somos tu centro integral del automóvil

Contact Us
info@aupacar.com
958 16 58 45
Carretera Bailén-Motril, 119, 18620 Alhendín, Granada
09:00 - 14:00 / 16:00 - 20:00
958 16 58 45

Consejos para un correcto mantenimiento del coche en verano

Consejos para un correcto mantenimiento del coche en verano

El verano es un tiempo de desconexión para disfrutar con la familia y amigos ya que muchos de nosotros aprovechamos el calor para coger nuestras vacaciones. Las vacaciones es una de las temporadas del año con más desplazamientos y retenciones a causa del incremento del número de viajeros, en especial, en coche. De ahí la importancia de realizar un correcto mantenimiento del coche en verano.

Y es que la Dirección General de Tráfico (DGT) estimó una cifra en el 2016 de 84 millones de desplazamientos, que es muy probable que suba este año ya que lleva varios años subiendo. La preferencia del verano para los viajeros se demuestra con el dato del total de viajes del verano del año pasado, 41 millones fueron en julio y 43 en agosto. Y es que en verano la DGT y la Guardia Civil realizan dos operaciones llamadas salida y retorno, la primera a comienzos de julio y agosto, y la segunda a finales de julio y agosto respectivamente.

Es coche es el medio usado para todos estos viajes, por ello, es fundamental que le prestemos atención antes de salir de viaje. Da igual que sea un viaje de pocos kilómetros a la playa, o al pueblo de tu familia revisa el coche siempre que puedas y evitarás problemas mayores. Si quieres saber cómo, sigue leyendo y te lo explicamos con más detalle.

Mantenimiento del coche en verano, mejor prevenir que curar

El mantenimiento preventivo de cualquier máquina es fundamental para asegurarnos un incremento de su vida. Además, el mantenimiento preventivo es clave a la hora de reducir gastos de tiempo y dinero, y en muchos casos salvar vidas. En el caso del coche hay que tomárselo muy en serio ya que se puede convertir en una máquina de matar.

No es que exageremos, pero es conveniente hacer una inspección a fondo siempre que podamos ya que podemos evitar problemas como una presión incorrecta de las ruedas, fallos en los frenos, la necesidad de cambiar líquidos u otros incidentes. Es importante entender que revisando estos pequeños problemas podremos evitar revisiones en el futuro y un ahorro de hasta más de 2.000 euros al año en averías y consumo de combustible.

El consejo de los expertos es que realices una inspección periódica antes de cada viaje, aprovecha la visita a la gasolinera para comprobar el estado de las ruedas y de los líquidos. Ten en cuenta que los manómetros o aparatos para medir el aire de las gasolineras no siempre son fiables ya que varían la cifra a consecuencia de un mal uso y poco mantenimiento. Lo ideal es que midas en varias gasolineras y en caso de que no te fíes, acude a tu taller mecánico de confianza y pide una revisión en su manómetro que suele ser más fiable.

Ruedas y frenos, lo más urgente

La manera de conducir es diferente en verano que en invierno, las costumbres cambian y lo mismo pasa con ciertos elementos del coche como las ruedas y los frenos que sufren un desgaste mayor. En verano es importante prestar especial atención a las ruedas de nuestro coche, ten en cuenta que es el equivalente a nuestros pies ya que están en constante contacto con la carretera y sufren más a consecuencia de las altas temperaturas.

Para alargar su vida adecua tu conducción a la carretera. Si vienes del norte, estás acostumbrado a la lluvia y viajas al sur recuerda que las carreteras son diferentes y tus ruedas también. Por tanto, conduce de forma más suave y adáptate a unas carreteras más secas y un asfalto diferente. Lo mismo sucede si viajas del sur al norte, allí las carreteras suelen tener más curvas y el asfalto agarra mejor el neumático.

Además, el calor de las carreteras desgasta los componentes de los neumáticos con lo que aumenta el riesgo de rotura y pinchazos.

Otro consejo es revisar las especificaciones del fabricante para cambiar la presión de las ruedas según el número de ocupantes que lleves en el coche. No es lo mismo viajar dos personas, que tu pareja y tú con tus hijos y las maletas, la presión cambia. Por norma general, es necesario incrementar unas décimas de presión, lo mejor es que revises las instrucciones de tu coche.

Aprovechando la revisión de las ruedas es conveniente que veas el estado del disco de frenos, las pastillas y el líquido correspondiente para asegurar una frenada en condiciones. Recuerda que el mal estado de los frenos reduce el tiempo de frenada y reduce la reacción de la distancia de seguridad. Lo más seguro es que una vez al año hagas una revisión del estado de los frenos.

Líquidos y parabrisas

El funcionamiento correcto de un elemento tan común como el parabrisas es fundamental para el verano. Lo vas a tener que usar cada vez que tengas mosquitos o que llueva. Ten cuidado y comprueba que funciona, durante el verano pierde efectividad a consecuencia del polvo lo que impide un buen funcionamiento. Aprovecha a llenar el líquido del parabrisas y el líquido refrigerante que es diferente al del invierno.

Elementos de seguridad

No olvides comprobar que llevas en el maletero los elementos de seguridad (triángulos de señalización y el chaleco). Evitarás una buena multa en caso de que te pare la Guardia Civil además de indicar a los demás conductores de una posible avería. ¡No olvides que es obligatorio!

Consejos para evitar el calor

La llegada del verano es significado de altas temperaturas y es que pasar horas de viaje en un coche con problemas de refrigeración puede ser un infierno, en especial, si van niños contigo. Nuestro consejo es que antes de salir de viaje revises los sistemas de refrigeración (aire acondicionado, climatizador) para evitar un viaje a disgusto. Los sistemas de refrigeración necesitan un mantenimiento específico ya que en verano trabajan más, por tanto, es recomendable vigilar filtros de polen, tuberías, correas y el gas refrigerante.

En el caso de que viajes sin aire acondicionado o prefieras el aire fresco una recomendación es bajar un poco las ventanillas. Los expertos recomiendan que en los coches con 4 ventanillas bajes dos en diagonal, es decir la del conductor y la trasera del lado del copiloto o viceversa. Esto permite que el aire entre y no haya demasiada corriente, de esta forma refresca el interior del coche y no tienes problemas con el viento.

Recuerda que llevar mucho tiempo las ventanas abiertas aumenta el gasto de combustible hasta un 5 %. Por eso es recomendable para viajes cortos o para respirar de vez en cuando.

Aparca a la sombra siempre que puedas y haz uso de los parasoles para disminuir el efecto de los rayos del sol. Esto ayuda a reducir la temperatura en el interior del coche lo suficiente como para que no sea un infierno entrar de nuevo en él.

Deseamos que no tengáis ningún problema con vuestro viaje y que lleguéis sanos y salvos a vuestro destino. Pero, por favor no olvidéis hacer una pequeña revisión, ahorraréis muchos disgustos y quebraderos de cabeza.

No Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aviso:

Nuestros servicios de taller y venta de neumáticos está temporalmente CERRADO.

Solo prestamos servicio de autolavado de vehículos