logo aupacar
AupaCar

Más que un taller mecánico Somos tu centro integral del automóvil

Contact Us
info@aupacar.com
958 16 58 45
Carretera Bailén-Motril, 119, 18620 Alhendín, Granada
09:00 - 14:00 / 16:00 - 20:00
958 16 58 45

¿Cuáles son las averías más comunes de los coches eléctricos?

¿Cuáles son las averías más comunes de los coches eléctricos?

El auge de los coches eléctricos ha dejado de ser una moda para ser una realidad. A pesar de que estos vehículos llevan en el mercado desde hace años, no ha sido hasta hace bien poco, sobre todo, el año pasado y éste cuando el aumento de ventas se ha disparado. Pero la comercialización en masa tiene un problema, ¿cuáles son las averías más comunes de los coches eléctricos?

Y quizás la más grave, ¿cómo las resolvemos?  El problema a la hora de reparar estos coches es que no son parecidos los vehículos de toda la vida, que bastaba llevar al taller de toda la vida y listo. Los coches eléctricos tienen una serie de componentes bien diferentes al de un vehículo de combustión o gasolina.

¿Cuáles son las diferencias de averías entre un coche de gasolina y uno eléctrico?

El problema principal entre ambas clases de coche es la batería o la pila. Mientras que los vehículos de combustión se alimentan con combustible (gasolina o diésel) que se obtiene del petróleo y se comercializa en las gasolineras, los coches eléctricos dependen de la energía almacenada en una pila.

Esta pila suministra la energía al motor eléctrico para que funcione, el problema es que pasado el tiempo, la energía se acaba y la pila se vacía por lo que hay que recargarla. El problema no sería tal si la pila tardara poco tiempo en cargarse.

Sin embargo, en la realidad las pilas con una autonomía de más de 400 kilómetros tardan más de 9 horas de recarga. En cambio, llenar un depósito de combustible de un coche normal dura apenas unos minutos. Precisamente, la autonomía es el mayor problema a día de hoy de los vehículos eléctricos.

De ahí que se deduzca que la batería es el mayor inconveniente de estos coches llamados verdes ya que no contaminan.

¿Cuáles son las averías más comunes de los coches eléctricos?

Aunque ya hemos comentado antes que la batería es el principal problema de estos coches, no es la única desventaja que tienen. Por ello, en este apartado vamos a hablar de las averías más comunes de los coches eléctricos y cómo las podemos evitar en la medida de lo posible.

El precio de la carga de las baterías. Los coches que tienen más de 400 kilómetros de autonomía son la excepción a la regla, existen algunos modelos como el Modelo S de Tesla que alcanza  unas 335 millas, en torno a unos 539 kilómetros con una sola carga. Esto es posible gracias a su batería de 100 kWh.

Pero como hemos dicho, lo común es que una batería maneje menos de 400 kilómetros. La razón es fácil, cuesta mucho dinero construir baterías de mayor autonomía por lo que las marcas rebajan su capacidad.

Una solución temporal a este problema es el cambio de baterías descargadas por otras que si lo están de forma inmediata. Es decir, si vamos a una gasolinera, estación de servicio o el equivalente de un coche eléctrico podemos repostar con solo cambiarla.

Sin embargo, ni hay tantas estaciones de servicio, ni todas las baterías son iguales, ni todas se adaptan al mismo modelo. Probablemente esto se vaya solucionando con el tiempo, aunque a día de hoy no hay un estándar común.

Y si las marcas todavía no se han puesto de acuerdo con las baterías mucho menos con los enchufes. Efectivamente, los cargadores o enchufes donde se recargan los coches varían según el modelo o el coche. Aunque hay unos adaptadores, éstos cuestan bastante y a veces no valen para nuestra casa.

Diferencias de elementos entre un coche eléctrico y uno gasolina o diésel

Pero al margen de la batería, los coches eléctricos tienen otras averías eléctricas típicas de los coches normales. Y lo mismo sucede con los cambios de rueda, los frenos y otros componentes que sí comparten con los coches normales.

Lo único que comparten los coches eléctricos y los normales es un motor, lo que sucede es que uno es eléctrico y el otro no. Evidentemente, el motor de combustión provoca que haya otros elementos como partes mecánicas, de la batería, del sistema de distribución, de generación, válvulas, culata, pistón, cárter y similares.

Los coches eléctricos carecen de todas estas piezas por lo que no tienen estas averías. Pero sí tienen otras similares, como problemas en la caja de cambios, volante, dirección, ruedas y todos los elementos comunes que comparten con un coche normal.

La única excepción son los coches híbridos (una mezcla entre diésel y eléctrico) que sí comparten piezas de ambos mundos. Pero los híbridos son un paso intermedio para agilizar la transición entre ambos mundos.

Hay que pensar que en Europa el objetivo es que en 2050 los coches eléctricos sean los únicos que puedan circular por el centro de las ciudades. Además, se quiere adelantar el proceso cuanto antes para que en 2030 la mitad de los vehículos europeos se alimenten de la red.

Y es que las ventajas de un coche eléctrico son más que evidentes:

  • No hacen ruido y no tienen contaminación acústica.
  • No contaminan por lo que se puede prescindir del petróleo y usar energía renovable como es la electricidad.
  • La eficiencia de los motores eléctricos es mayor ya que el par motor comienza desde las 0 rpm. Al carecer de marchas, aceleran de mejor manera. Y en caso de tener transmisión se puede usar la misma en forma de potencia y sin retardo, lo que aumenta la eficiencia.
  • Los coches eléctricos pueden recargar la batería mediante el frenado regenerativo alargando la vida útil de la batería.
  • Finalmente, el mantenimiento es muchísimo menor que el de un coche convencional. De hecho, se calcula que el modelo de referencia, el Tesla Modelo S apenas gasta unos 700 dólares de electricidad al año, (en torno a unos 600 euros, según el cambio).

En todo caso, faltarán algunos años, aunque sin duda cada vez menos para que todo el mundo tenga un coche eléctrico. Por ello, lo recomendable es contar con los servicios de un taller mecánico de confianza como AupaCar.

¡Y es que en AupaCar somos especialistas en resolver cualquier problema que tenga tu coche, incluso aunque el mismo sea un fallo en un coche eléctrico!

 

No Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.