logo aupacar
AupaCar

Más que un taller mecánico Somos tu centro integral del automóvil

Contact Us
info@aupacar.com
958 16 58 45
Carretera Bailén-Motril, 119, 18620 Alhendín, Granada
09:00 - 14:00 / 16:00 - 20:00
958 16 58 45

¿Cuáles son los defectos graves de la ITV y cómo evitarlos?

¿Cuáles son los defectos graves de la ITV y cómo evitarlos?

La pesadilla de cualquier conductor es llevar el coche a pasar la ITV y que te digan que no tienes uno, sino que tienes dos defectos, pero no dos leves, sino graves. ¿Cómo ha podido pasar si hace poco tu coche recibió una puesta a punto y una revisión antes de ir a la ITV? Fácil, existen defectos graves de la ITV como las emisiones de gas, un faro roto o un fallo en el cuadro de mandos que desconocíamos y lo descubrimos en la estación.

Por supuesto, es un incordio ya que, además de tener que hacer una revisión de nuevo, es posible que no podamos circular con el coche hasta solventar dichos problemas y sólo para ir al taller. De ahí que para evitar estos problemas y que puedas ir a la estación de ITV con la mayor seguridad posible te vamos a contar en este artículo cuáles son los defectos graves de la ITV y cómo evitarlos.

Así, evitarás ir dos veces a la estación, pagar por una revisión que no ha funcionado y perder tiempo.

Defectos graves de la ITV

Antes de empezar el listado de defectos graves debes saber que la nueva ITV ha intensificado las condiciones y la normativa este año. De hecho, la normativa ITV 2018 es más restrictiva que nunca, en especial, en todo lo que ver a las emisiones contaminantes y el control de gases en vehículos diésel y gasolina.

En el link anterior te hablamos con detalle de los cambios que entran en vigor este año y cómo afectan, sobre todo, a los coches más antiguos ya que son los que más contaminan y los que tienen todas las papeletas de tener más dificultades y defectos graves de la ITV.

Para que te hagas una pequeña idea te citamos los principales cambios. Los controles afectan, principalmente, al cuentakilómetros, al sistema de identificación del vehículo, los sistemas de alumbrado y señalización, el sistema antibloqueo de frenos o ABS, la lectura de la centralita.

Esto que tiene una parte mala, tiene una buena y es que por lo menos tienes la oportunidad de una segunda opinión y revisión en otra estación ITV en el caso de que la actual te haya suspendido.

Pero vamos por partes, por norma general, lo que suele ser un fallo grave en una lo es en otra, y puede que se equivoquen más o menos, pero si tienes dos fallos graves lo más normal es que los sigas teniendo aunque vayas a otra estación.

Por ello, es mejor conocer cuáles son los fallos y problemas graves de la ITV para no caer en ellos.

  • Ruedas y neumáticos. Este elemento afecta en gran medida la seguridad y la conducción de nuestro vehículo. De ahí, que la DGT establezca unas medidas y un control superior que en otros elementos. Una cosa que mucha gente desconoce es que los neumáticos tienen fecha de caducidad y aunque no sea obligatorio cambiarlos si respetan las medidas de 1,6 mm de la banda de rodadura debemos tener cuidado y saber cuándo cambiar los neumáticos para ahorrar sustos y accidentes. Lo dicho, los neumáticos en mal estado cuentan como una falta grave, comprueba la fecha y el desgaste antes de ir a la estación.
  • Elementos de seguridad, cinturones, puertas y ventanas. A veces se nos olvida que el coche no solo es el motor y la carrocería. Si falla un elemento como el cinturón da igual que sea trasero y no se use, se enciende la luz del airbag u otro fallo similar ten por seguro que lo van a detectar, en especial, un cinturón que no se recoge hacia atrás. ¡Compruébalo y si falla llévalo al taller!
  • Luces e intermitentes. Las luces son obligatorias para ver bien por la noche y en condiciones metereológicas difíciles como una fuerte niebla o lluvia. Conducir sería impasible sin una buena luz, de ahí que sea importante comprobar que tenemos todas las bombillas correctamente y lo mismo pasa con los intermitentes. A pesar de que las bombillas de posición estén fundidas y cuente como un fallo leve si le sumas más leves, la falta se convierte en grave. Este fallo tan común lo comete la mayor parte de la gente y condiciona la revisión ya que la nueva ITV nos puede suspender por minucias.
  • Frenos. Los frenos están íntimamente ligados a las ruedas. De ahí, que a veces  una o dos ruedas no frenan lo suficiente o no respetan la distancia de frenado al tener una eficacia de frenado mayor del 50%. Esto directamente es un suspenso. Y lo mismo pasa con líquido de frenos insuficiente.
  • Emisiones de gas. Siempre deben estar entre los niveles permitidos que varían según la edad del coche, si es diésel o gasolina y la motorización. Lo mejor, acude a un taller para que te hagan una prueba de opacidad y verifiquen las emisiones de tu coche.
  • Carrocería en mal estado. El exterior del coche no debe presentar golpes con aristas afiladas o cortantes así como las cerraduras y bisagras no pueden estar en mal estado. Y tampoco puede haber óxido o perforaciones que afecten a partes sensibles del coche.
  • Otros fallos menos comunes que pueden derivar en suspenso son fallos en el depósito de combustible al estar mal fijado, cinturones sin homologar, fisuras o daños en los cristales, daños en los ejes y sus fijaciones, válvulas defectuosas, pérdida de aceite y problemas en la identificación del vehículo.

Precauciones y consejos para evitar problemas en la ITV

Finalmente, recuerda lo siguiente:

«Según la ITV y en caso de que la revisión sea negativa deberás corregir en un taller los fallos o defectos que tengas. Además, sólo podrás circular desde la ITV al taller y al revés, ya que oficialmente no has  pasado la ITV».

Añadir que la diferencia entre desfavorable y negativa es que en el primer caso puedes ir a un taller directamente. En el segundo caso no, y tendrás que llamar a una grúa para mover tu coche hasta el taller. En ambos casos tienes dos meses para solucionar el incidente, y siempre hay que pasar la segunda revisión en la misma estación donde fallamos la primera vez.

Nuestra recomendación es que revises el coche de cabo a rabo antes de ir a la ITV. Y por supuesto, que lleves tu coche a tu taller mecánico favorito y lo dejes en sus manos. ¡Recuerda, ellos son los expertos! Ven a conocernos, tu coche estará en buenas manos.

No Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aviso:

Nuestros servicios de taller y venta de neumáticos está temporalmente CERRADO.

Solo prestamos servicio de autolavado de vehículos