logo aupacar
AupaCar

Más que un taller mecánico Somos tu centro integral del automóvil

Contact Us
info@aupacar.com
958 16 58 45
Carretera Bailén-Motril, 119, 18620 Alhendín, Granada
09:00 - 14:00 / 16:00 - 20:00
958 16 58 45

¿Cómo proteger y preparar tu coche para el frío?

¿Cómo proteger y preparar tu coche para el frío?

El cambio climático nos está volviendo locos. Justo cuando parecía que el calor volvía a darnos un respiro en noviembre vuelven las lluvias y las bajas temperaturas y el frío. Todo indica que el frío está a la vuelta de la esquina, por ello, debemos preparar nuestro vehículo para evitar problemas por las bajas temperaturas. De esta forma, te vamos a contar cómo proteger y preparar tu coche para el frío y todas las claves para evitar que tu coche se congele.

Efectos del frío

En artículos anteriores os detallamos una serie de consejos para el mantenimiento del coche en otoño. Sin embargo, el frío es una cosa diferente y debes estar preparado para ello si no quieres que tu coche te deje tirado. A continuación, te vamos a indicar cuáles son los elementos que más sufren con las bajas temperaturas para que tomes nota y las revises.

Las baterías

Posiblemente, la batería de nuestro coche sea el elemento que más sufra, padezca y con más posibilidades para cambiar o al menos prestarle más atención a causa del frío. Las bajas temperaturas hacen mella en la batería ya que el frío es una de las causas de que se descarguen de forma rápida.

Además, al bajar las temperaturas aumenta el consumo de la calefacción y la climatización. Por ello, es importante revisar el líquido de la batería y comprobar que no tenemos pérdidas. En caso de que tu batería tenga más de 5 años que sepas que suelen perder eficacia y potencia.

Un par de consejos sobre las baterías, las mejores suelen ser las de gel, son un poco más caras, pero merecen la pena. Por último, no olvides llevar una pinza de reserva en el maletero, de esta forma, podrás recargarla sin problemas y continuar con tu viaje.

Líquido refrigerante

El líquido refrigerante es otro elemento al que le debes prestar una atención especial al igual que las baterías. Piensa que este líquido es el encargado de regular la temperatura interna del motor y evitar problemas de calentamiento. El frío tiene un efecto negativo sobre el mismo y es conveniente revisar la cantidad y calidad del líquido refrigerante.

Así evitaremos que pierda sus propiedades y que nuestro coche y motor noten sus efectos. Un consejo para saber si ha perdido sus características es comprobar el color. Por ejemplo, en caso de que tenga un color más traslúcido o sucio de lo normal es señal de que ya no está en buen estado y ha sido contaminado bien por residuos internos o por un mal estado.

¡Si notas un color raro no dudes en cambiar el líquido refrigerante, tu coche y batería te lo agradecerán!

Limpiaparabrisas y luces

Los limpiaparabrisas y las luces son dos elementos a los que apenas les damos importancia. Sin embargo, son componentes que usamos a diario y en muchas ocasiones imprescindibles. Las luces y los limpiaparabrisas pueden verse afectados por el frío, pero si le dedicamos un poco de tiempo evitaremos un mal funcionamiento.

¡Toma nota y sigue estas claves!

  • Revísalos a diario.
  • Enciende las luces cuando sean necesarias.
  • Espera unos segundos a que el coche esté caliente.
  • En caso de frío o nevada ten cuidado con los limpiaparabrisas ya que las gomas hacen que se queden pegados y pueden estropear el motor. La clave es separar los limpiaparabrisas antes de encender el motor para despejar la nieve y el hielo del cristal.
  • Lleva luces de repuesto, aunque no son obligatorias desde hace un tiempo, te pueden salvar de un apuro.

Luneta térmica y cristales

La luneta trasera permite que veamos los vehículos que tenemos detrás ya que se ocupa de limpiar los cristales. Comprueba que funciona, ya que es vital contar con ella para evitar el frío y las bajas temperaturas. Lo mismo sucede con los cristales.

En caso de que tengas un arañazo o golpe deberías revisar los cristales ya que el frío aumenta el riesgo de que tus cristales se resquebrajen. Si los tienes en buen estado no te preocupes, pero no te olvides de tener siempre un paño y una bayeta extra para la limpieza de los cristales.

Recuerda que el vapor de agua y la condensación provoca que estos se ensucien fácilmente y es muy posible que necesites un paño limpio para poder ver mejor.

Calefacción

Al llegar el frío nuestro coche lo nota de forma especial. Los residuos generados por el radiador se acumulan y tanto el motor como el sistema de calefacción pueden verse afectados. De esta forma, el radiador de la calefacción puede verse afectado y el motor no coge bien la temperatura ya que no hay una buena canalización de agua caliente entre la entrada y salida de los sistemas refrigerantes.

Lo primero de todo es comprobar el estado de la calefacción y ver si el coche calienta sin problemas. Si esto no sucede es muy posible que los conductos estén taponados y necesiten una revisión. En este caso te recomendamos que lleves tu coche al taller mecánico para una revisión y mantenimiento previo.

Consejos finales para proteger y preparar tu coche para el frío

  • No olvides dejar que el coche y el motor caliente antes de arrancar. Espera un par de minutos mientras pones la calefacción, aprovecha para poner tu emisora de radio favorita, pero no te apures.
  • Cambia la calefacción para que caliente los cristales y baja un poco las ventanillas. De esta forma, los cristales desempañarán antes.
  • En caso de que se congelen recuerda usar agua caliente o separar los limpiaparabrisas para solucionar  el problema.
  • Lleva mantas térmicas e intenta tener el depósito de combustible lo más lleno posible en caso de que te quedes tirado en un atasco.
  • Si vives en una zona de montaña te recomendamos que incorpores las cadenas en otoño para estar preparado en caso de nevada.
  • Siempre es recomendable contar con un bote de líquido refrigerante para llenarlo en caso necesario.
  • Si se da el caso de que tu coche es diésel debes tener cuidado con los calentadores para evitar el frío. Deja que calienten y espera hasta que se accionen las luces, hazlo un par de veces antes de arrancar para que no tengas problemas al encender en frío.
  • Tapona los cristales con cartones para evitar el hielo.
  • Coloca cinta aislante en la cerradura para evitar que se congele.

Si sigues estos consejos seguro que el frío no será un problema para tu coche. Aunque recuerda, lo mejor de todo es llevar a cabo un mantenimiento previo para evitar las visitas al taller. Y si tienes mala suerte y te quedas tirado, no dudes en visitar nuestro taller mecánico, en AupaCar tenemos todo lo necesario para el cuidado y limpieza de tu coche.

 

No Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aviso:

Nuestros servicios de taller y venta de neumáticos está temporalmente CERRADO.

Solo prestamos servicio de autolavado de vehículos