logo aupacar
AupaCar

Más que un taller mecánico Somos tu centro integral del automóvil

Contact Us
info@aupacar.com
958 16 58 45
Carretera Bailén-Motril, 119, 18620 Alhendín, Granada
09:00 - 14:00 / 16:00 - 20:00
958 16 58 45

¿Cuál es el significado de la etiqueta de neumáticos y cómo funciona?

¿Cuál es el significado de la etiqueta de neumáticos y cómo funciona?

En anteriores artículos, hemos hablado de los neumáticos, cuándo cambiarlos, qué sucede al montar llantas más grandes en nuestro coche o cómo debes cuidar el estado de las ruedas para ir a la nueva ITV. Todos estos textos comparten un elemento básico y de seguridad, las ruedas, y hoy nos centraremos en un aspecto en particular, el significado de la etiqueta de neumáticos y cómo funciona.

Significado de la etiqueta de neumáticos

El etiquetado de neumáticos comenzó en Europa hace 6 años, en concreto, el pasado 1 de noviembre de 2012 cuando las autoridades obligaron a todos los turismos (C1), vehículos de transporte ligero (C2) y vehículos de transporte pesado (C3) a llevar una etiqueta normalizada en sus neumáticos.

Los detalles del Reglamento (CE) nº1222/2009 tienen tres objetivos:  reducir el consumo total de energía en un 20 % para el año 2020 mediante neumáticos más eficientes y seguros, reducir las emisiones de CO2 mediante medidas complementarias como la mejora de los componentes de las ruedas y reducir los niveles de ruido de rodadura.

El problema es que antes de la aplicación de esta normativa un conductor podía encontrar neumáticos con una calificación aceptable y un precio muy asequible. Sin embargo, en muchas ocasiones, le faltan datos al cliente bien sea por desconocimiento del fabricante o de ciertas características del neumático al no llevar etiqueta.

Y es que los conductores no sabían de quién era la etiqueta y si el neumático es de un fabricante u otro diferente. Y es que la ausencia de controles e inspecciones provocaba que muchas veces las ruedas no cumplían con las características que se suponía llevaba en la etiqueta previa al etiquetado del 2012.

De esta forma, la aplicación de una normativa estándar asegura el control y vigilancia por parte de las autoridades competentes. Y es que lo creamos o no, el 86 % de los establecimientos de neumáticos incumplen el reglamento de etiquetado europeo de neumáticos.

Características del etiquetado europeo del neumático

Los aspectos que mide la normativa europea son tres criterios:

  1. Consumo de carburante que clasifica de la siguiente forma; usa el etiquetado de letras A la G. Se parece al de los electrodomésticos donde la A es la nota más alta y la G la menos eficiente.
  2. Seguridad. Sucede lo mismo que con el carburante, la letra A es la más segura y la G la que tiene mayor distancia de frenada en suelo mojado.
  3. Finalmente, el último criterio el ruido ambiental. Aquí las notas van del 1 al 3 donde 1 hace muy poco ruido y 3 es el más elevado.

El etiquetado europeo de neumáticos entró en vigor en 2012 para todos los vehículos comerciales, turismos 4×4, camiones, autobuses y autocares. Los fabricantes están obligados a incorporar la información de la nueva etiqueta en los coches fabricados a partir de esta fecha.

Y lo mismo sucede en los establecimientos que venden neumáticos. Sin embargo, no todos los neumáticos deben cumplir esta norma, son los siguientes:

  • neumáticos recauchutados.
  • los neumáticos de clavos para nieve e hielo.
  • los neumáticos de colección y competición.
  • los neumáticos todoterreno profesionales o para off road o de tierra.

Un detalle importante es que en 2014 la categoría G desapareció, mientras que en 2018 se dejarán de fabricar los neumáticos categoría F.

¿Qué información es la que se destaca en la etiqueta?

Antes indicábamos que el etiquetado tiene el objetivo de aumentar la seguridad y la eficiencia económica y medioambiental del transporte por carretera mediante el fomento del uso de neumáticos que sean eficientes en términos de consumo de carburante y seguros. Todo ello sin olvidar que incorporen bajos niveles de ruido.

Por todo lo anterior, la información que deben contener debe ser referente a estos tres aspectos.

Y es que las diferencias de etiquetado entre un neumático clase A y clase G son notables. Por ejemplo, si hablamos de la eficiencia energética que se mide con las letras entre A y G la diferencia entre un neumático A y uno G puede llegar a ser de 0,5l/100 km.

Esto significa entre otras cosas que el coche que monte las ruedas A va a pagar menos por repostar, y a la vez podrá recorrer mayor distancia. Esto en términos de ahorro significa una barbaridad, y es que no está de más recordar que el 20 % del consumo de carburante, depende de la resistencia a la rodadura de los neumáticos.

Para hacernos una idea si se toma como base el precio de 1,5 euros el litro se puede ahorrar unos 300 euros de vida por neumático, o ahorrar 6 litros de combustible cada 1.000 kilómetros.

Por cierto, los niveles A a la G deben ir acompañados de colores donde el verde es el más eficiente, es decir el A, y el rojo, o sea, el G es el menos eficiente.

Otro aspecto sobre los que deben informar los neumáticos gracias a su pegatina es el nivel de agarre en lluvia. En otras palabras, mide el nivel de agarre en mojado y afecta a la seguridad ya que el coche recorre más kilómetros con unos neumáticos que agarren poco.

En esta ocasión, no lleva colores y se clasifican en letras al igual que se refiere al carburante. La diferencia entre la primera letra, la A y la última puede llegar hasta 18 metros. En otras palabras, un  coche que circule a 85 km/h en carretera mojada y monte neumáticos G recorrería 18 metros más para frenar que un turismo que lleve ruedas A en las mismas condiciones.

En el ejemplo anterior, se ve la diferencia de calidad y respuesta entre ambos neumáticos. El último aspecto a medir es el ruido exterior de rodadura que va en forma de colores. A mayor ruido y mayor número de ondas más ruidoso hará el coche al montar ese neumático.

Una onda negra se supone que es más silencioso que un neumático que monte tres ya que se considera ruidoso al emitir el nivel de decibelios recomendando en Europa.

En el caso de montar dos ondas tiene un ruido equilibrado y con 3 decibelios menos o igual que el límite superior. En el caso de una sola onda es 3 decibelios menos o incluso un nivel menor que el máximo europeo que es 71 decibelios. O sea, una onda negra menos de 68, con dos entre 69 y 71 y con tres ondas más de 72 y hasta 74.

Para que nos hagamos una idea el ruido del motor tres decibelios menos reduce el ruido generado a la mitad. Y es que la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda no superar los 55 dB durante el día y menos los 75 decibelios que se considera ya un sonido dañino y perjudicial para nuestros oídos.

Consejos para escoger neumáticos:

  • Cambia dos o cuatro neumáticos, pero nunca impares.
  • A mayor nivel de las ruedas, mejor serán sus prestaciones. Te costarán más, pero también a la larga ahorrarás.
  • Siempre cambia las ruedas del mismo eje, es decir, ruedas delanteras y traseras. Debes cambiar ambas a la vez. Asimismo, deben ser iguales en medida, marca y modelo.
  • Por otro lado, ten en cuenta donde vives para comprar ruedas de agarre. No es lo mismo que residas en un lugar con lluvia todo el año (menos en verano) que en sitios como el sur de España donde llueve poco.
  • Finalmente, escoge un taller de confianza que tenga amplia gama de neumáticos y te pueda aconsejar. Por ejemplo, nosotros damos a la opción al conductor si así lo prefieres de montar neumáticos de segundo uso y ocasión, todos revisados, con poco uso y seminuevos a más del 80% de vida, siempre primeras marcas y garantizados.

 

No Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.