logo aupacar
AupaCar

Más que un taller mecánico Somos tu centro integral del automóvil

Contact Us
info@aupacar.com
958 16 58 45
Carretera Bailén-Motril, 119, 18620 Alhendín, Granada
09:00 - 14:00 / 16:00 - 20:00
958 16 58 45

Combustible sintético. ¿Es el fin del diésel?

Combustible sintético. ¿Es el fin del diésel?

La llegada del coche eléctrico y la aparición de métodos poco contaminantes como los coches híbridos o el autogas tienen un nuevo aliado, los combustibles sintéticos. Fabricantes y diseñadores están realizando enormes esfuerzos para erradicar la emisión de partículas y gases contaminantes que perturban el medio ambiente. Una de las principales preocupaciones de las empresas de automoción es desarrollar motores y vehículos libres de los problemas (gases, contaminación, dependencia de la gasolina y el diésel) característicos de los coches que tienen motor de combustión.

Hasta hace bien poco existían combustibles del tipo diésel y gasolina y métodos como el gas que se utilizan en los coches para aumentar su efectividad, kilometraje y reducir el gasto y consumo de combustible lo que se traduce en un ahorro de tiempo y dinero. Estos combustibles llevan tiempo en el mercado y entre los más conocidos se encuentran el etanol, la electricidad, el biodiesel y el gas natural, entre otros.

Todos estos sistemas son bastante fiables y reducen la emisión de gases contaminantes a la atmósfera, en especial, el gas natural. Su eficiencia, limpieza y precio bastante asequible lo convierten en una alternativa muy interesante para el sector del automóvil. Sin embargo, no todos los coches pueden llevarlo, y su instalación implica una inversión y el paso previo por un taller especializado. Para evitar este problema, ha surgido el combustible sintético, una empresa del prestigio y potencial como la multinacional Bosch afirma que se puede conseguir avanzar en esta materia.

¿En qué consiste el combustible sintético?

La idea del combustible sintético es desarrollar un medio de energía libre de emisiones de carbono. El CO2 se ha convertido en un problema de contaminación, sobre todo, en las grandes ciudades como Madrid, París, Barcelona o Londres, donde se ha demostrado una relación entre los niveles de contaminación de la atmósfera y la emisión de gases de los coches.

Para ello, una empresa como Bosch está invirtiendo en el desarrollo de alternativas como el combustible sintético. El combustible sintético o también conocido como neutro captura el CO2. Al atrapar al principal enemigo del efecto invernadero, el CO2, y convertirlo en materia prima para para conseguir bien electricidad o gasolina, diésel y una alternativa al gas natural.

El objetivo es convertir los vehículos de gasolina y diésel en neutros en la emisión de carbono. Para ello, es necesario extraer del agua las partículas de hidrógeno y combinarlas con el CO2 de otros procesos industriales en unas plantas especiales y conseguir un combustible neutro que sirva para coches diésel y gasolina sin tener que cambiar ninguno de sus componentes internos como el motor.

¿Cuáles son las diferencias de aplicación con respecto a otros combustibles?

La posibilidad de aplicación de este sistema es que no es necesario dotar de una red alternativa de distribución ya que puede ser almacenada en gasolineras y estaciones de servicio. La principal diferencia con respecto a otros combustibles es que no necesita ninguna modificación y permite su uso en coches viejos y antiguos. Además, también es compatible con la mayoría de sistemas de combustión del mercado.

El problema es que es un método en desarrollo y habrá que esperar a que otras empresas y desarrolladores inviertan tiempo y dinero en esta tecnología alternativa que da una segunda vida al diésel. El problema con respecto al diésel, es que sus beneficios no son tan buenos como nos habían contado. En países como EE.UU. y Japón conocían el problema del diésel con la emisión de partículas y óxido de nitrógeno.

¿Qué sucede con el diésel?

En Europa se han dado cuenta más tarde, y es que a partir del 2011 fue cuando se empezó a aplicar la norma Euro 5 que consiste en la obligatoriedad de incorporar un filtro de partículas en los coches diésel. Lo peor de todo es que pasaron cuatro años más para que todos los fabricantes incorporasen en sus vehículos coches con todas las medidas anticontaminación posible. Esto fue posible gracias a la norma Euro 6 que reduce las partículas de emisión de óxido de nitrógeno.

La norma Euro 6 se va a incorporar en diferentes etapas hasta llegar a la 6c, la más restrictiva. Se espera que a partir de 2018 todos los coches nuevos incorporen este sistema. Sin embargo, el daño ya está hecho y es que los coches son los responsables de más de la mitad de las emisiones de óxidos de nitrógeno en grandes ciudades, en Madrid supera el 54,8 %.

Todo esto origina que la opción de comprar un diésel sea una alternativa, el problema es que las grandes marcas de la automoción (Volkswagen, Audi) han provocado el temido dieselgate que ha ocasionado un gran perjucio a la imagen de los diésel. La alternativa de un combustible sintético que mejora el rendimiento del diésel sumado a la norma Euro 6c, puede ayudar a que este combustible siga entre nosotros bastante tiempo.

¿Cuáles son sus ventajas? ¿Se puede usar en cualquier coche?

Los combustibles sintéticos o neutros están pensados para ser usados en todo tipo de coches, sean diésel o gasolina, o incluso en coches antiguos. Esto es una buena noticia ya que ayuda a contaminar y reducir la emisión de partículas contaminantes. Piensa en un coche antiguo anterior al 2000 que contamina bastante, de esta forma, el coche puede seguir rodando con el mismo rendimiento, pero contaminando menos.

Otro punto positivo para este particular método es que no necesita la aplicación de una red alternativa de redes de servicio, se pueden seguir usando las mismas gasolineras y estaciones de servicio. El problema del coche eléctrico es que necesita una batería y un sitio para recargarse, cosa que por el contrario no pasa con los coches normales que tienen gasolineras por doquier.

La no instalación de redes alternativas se convierte en una solución a medio plazo para los fabricantes de coches, así como para los eléctricos ya que se gana tiempo en la transición total hasta la llegada definitiva del coche eléctrico.

Por último, seas un dueño de un coche gasolina o diésel te aconsejamos revises sus niveles de contaminación mediante la aplicación del método de la prueba de opacidad y gases en tu taller mecánico de confianza. De esta forma, reducirás las emisiones contaminantes de tu coche y evitarás problemas con la ITV. Así tu coche te durará más tiempo y ayudarás al medio ambiente.

 

No Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aviso:

Nuestros servicios de taller y venta de neumáticos está temporalmente CERRADO.

Solo prestamos servicio de autolavado de vehículos